Empiezo a ser un artista popular: ¿beats con licencia o personalizados?

Tu música esta empezando a atraer gente poco a poco y estás viendo la posibilidad de dedicarte a esto por entero en un futuro no muy lejano. Te estás currando el tema de las redes y tu público responde bien y te da la enhorabuena por tus temas. Te planteas si es hora de dar el siguiente paso: empezar a subir temas con videoclip, enviar tu música a sellos para que te la distribuyan y empezar a generar buenos dinerillos.

«¿Pero he de tirar por ahi ya? ¿cuál es mi siguiente paso?»

Es posible que lleves un tiempo comprando leasing beats, licencias baratas con las que has podido ir tanteando el terreno de la música, tu flow, tus posibilidades como artista…. pero ahora que quieres afrontar otra etapa en tu carrera musical tal vez es el momento de probar otras opciones; opciones con las que transgredir, hacer evolucionar a tu música y tal vez algun dia revolucionar el panorama.

De hecho, tal vez las licencias que comprabas no representan la mezcla de estilos que querías para tus temas, o no eran innovadoras, no tenían tu huella o tu sello personal. Sonabas bien, pero igual de bien que los demás. «¿Hay alguna forma de salir de la espiral de los leasing beats? Yo quiero empezar a destacar en esto y creo que tengo posibilidades«.

Si te ves identificado/a con lo que llevas de blog, enhorabuena, vas bien en lo tuyo! Además creo que puedo echarte un cable, tanto dándote consejos como ofreciéndote ideas sobre futuros proyectos.

Emma Loren es una artista que comenzó trabajando con Bruno Valverde (el productor del exitazo Ya no quiero ná de Lola Índigo), y más tarde se pasó a trabajar conmigo. En nuestra reunión por Zoom me comentó que su horizonte era el Grammy. ¡Y en ello estamos!

Puedes estar pensando que acceder a musica personalizada por un productor y a tu gusto (segun tus indicaciones) es algo para cantantes famosos, o para gente con contactos o mucho dinero. Pero no, afortunadamente no es así para nada. 

Puedes contratar a un productor y que sea el tuyo, de confianza. Pero lo primero es tener un portfolio con buenos temas y destacar mucho en las redes. Es importante hacer un gran público, debido a la competencia que hay hoy en día en la música, ya no es posible que te distribuyan solo teniendo talento; esto no bastará para distinguirte de los demas. Tienes que tener público y que el sello sepa que les vas a traer tráfico para que sientan que contigo trabajaran con seguridad. Pero tienes que tener un público real, que te admire y te siga a cada concierto de verdad!

Y por su puesto, tienes que tener música totalmente propia, cosa que con los leasing beats está muy lejos de hacerse realidad. Los leasing beats son un producto extremadamente limitado, de hecho podría considerarse más apto para artistas que estan en sus comienzos, y te resumiré un poco a qué se debe:

Emi Rap, actualmente reconocida por su grupo de rap Ursidae, vino a trabajar conmigo desde la canción protesta rapeada y con una nueva idea: el rap propuesta. Después de unos cuantos años y dos discazos seguimos trabajando juntos en nuevos temas y discos.

-Con los leasing beats, tu beat no es tuyo; la monetización no es para ti, tampoco los derechos. Realmente es alquilar un beat.

-No lo puedes modificar a tu gusto, tienes que conformarte con el sonido del beat. Con una instrumental personalizada puedes disfrutar de revisión, premezcla, y la cesion total de los derechos de copyright.

-El beat es para ti, único y no se vende a todo el que quiera comprarlo, o se alquila para un numero indefinido de artistas como sucede en los beats de licencia.

-Es bueno para evolucionar hacia tu propio estilo, incluso para innovar y dejar de sonar muy bien pero exactamente como la música de ahora. Piénsalo: si quieres subir el nivel: ¿por que no construir la música del futuro junto con un productor que de forma a tus ideas? De esa manera podrías -por ejemplo- mezclar géneros y crear algo nuevo.

-La instrumental te queda como un guante. Está creada en tu tono, al ritmo que quieres, y con el tipo de sonido que quieres, con máxima precisión.

-Tu beat no viene en una sola pista de audio sino con cada instrumento en una pista, y el productor puede realizar la mezcla, la edición de la voz y el mastering (que son fundamentales), mientras que cuando pagas por un leasing beat, en las tarifas más baratas solo dispones de la instrumental en una sola pista, cosa que no se puede mezclar ni masterizar.

*Dos de mis producciones personalizadas sin voz (trap y r&b)

En definitiva, los beats y instrumentales personalizadas suponen dar un paso mas; trabajar mano a mano con un profesional que haga de tu imaginacion el sonido que quieres, con cada detalle. Una forma de evolucionar a niveles infinitos, y tener un estilo propio y no compartido o de uso público como son los leasing beats. Yo llevo dedicándome a trabajar beats personalizados con artistas que quieren dar un paso adelante en su carrera un buen tiempo, y desde entonces no han comprado una sola licencia!

Y dime, ¿qué piensas? Ya sea conmigo o con un productor, ¿te animarías a probar? Yo, personal y profesionalmente, no me cansaré de recomendarlo. Te dejo por aqui debajo algunos de mis trabajos y, por si te decides a probar a hacer un tema a tu gusto, un formulario abajo para que puedas preguntarme cualquier duda sobre metodo y demás! 

Eso es todo por hoy, te dejo algunos blogs relacionados, ¡nos leemos la semana que viene! Un abrazo!