La cloaca de los estudios de grabación: estafas y plagios

Hoy me gustaría aclarar una serie de problemas que he observado trabajando en el nicho de los estudios de grabación musical, y se trata de un tema que afecta especialmente a artistas independientes o principiantes que no tienen conocimientos técnicos en materia de producción musical y mastering, por lo que a veces pueden acudir a personas que tienen negocios fraudulentos:

Precuela

En este mundo en el que es frecuente copiar o coger música de otros y hacerla pasar por propia sin que el cliente se dé cuenta, son cada vez más habituales los servicios fraudulentos de producción musical. Asimismo, trabajar el procesado del sonido de forma superficial y haciéndolo pasar por una mezcla-master adecuada a nivel técnico también es típico.

El problema en esta clase de prácticas afecta a los cantantes, que al mismo tiempo son quienes contratan esta clase de servicios sin darse cuenta de las consecuencias. Y es que, como digo, muchos artistas no tienen el suficiente bagaje musical como para identificar estos servicios fraudulentos, lo cual es un problema para ellos y también para los profesionales que trabajamos dignamente y que con cada fraude perdemos posibilidades de ofrecer un servicio riguroso y sobre todo real.

Lo bueno de este trabajo

La música es un arte, y como todo arte no hace falta una carrera universitaria en la mejor institución educativa de tu país para entrar en el mejor estudio de grabación o casa disquera.

Por tanto, podría decirse que la música da la posibilidad de destacar por una buena intuición siendo amateur, y de hecho algunos de los músicos que coleccionamos títulos universitarios también podemos considerarnos amateurs cuando acudimos a ciertos rincones de la música, porque su condición de infinita nos convierte en meros exploradores, especialmente en la parte experimental del proceso creativo.

La cara B

Pero, así como sucede en el de la pintura o la poesía, en este mundillo de la música nadie te pedirá estudios para que desempeñes tu trabajo, porque lo que cuenta es hacerse valer mediante resultados directos. El problema en este punto es que, al no haber un «juramento hipocrático» (por así decirlo) como en otras profesiones a las que preceden una carrera y un título habilitante, hay muchos “profesionales” que juegan con la ignorancia de sus clientes y customers (cantantes, influencers, músicos amateur…etc) para vivir de vender humo o estafar.

Y aunque este es un tema bastante amargo creo que en algún momento sería necesario hablar de ello para que, si eres artista, estés atento/a para no dejarte engañar por nadie, porque -dicha sea la verdad- buscar compromiso y calidad aquí puede ser como intentar cazar topos en un campo de minas antipersona.

Exposición

Me gustaría en primer lugar comentar una serie de anécdotas vividas durante mis años de trabajo como productor e ingeniero de mezcla, para después pasar a hacer una serie de recomendaciones que ayuden a los artistas a no perder el dinero en servicios fraudulentos.

Producción musical

1. Plagios y engaño

Han sido varios los artistas que han llegado a mi pidiéndome compromiso en mi trabajo o con desconfianzas. Al principio me sorprendía, pero con el tiempo empecé a normalizar las experiencias con profesionales de prácticas fraudulentas en artistas de nuevo cuño.

Algunos cantantes dudan del trabajo de uno por experiencias anteriores con estafadores que venden bases de otros productores haciéndolas pasar por suyas. Y lo que más me preocupa de esto no es la cantidad de artistas que se han percatado de la estafa, sino los muchísimos otros que son estafados sin ser conscientes de ello, porque posiblemente son un mayor número que los que logran destaparlo.

Recuerdo un caso concreto en el que el hurto fue muy descarado: el “productor” buscó una instrumental en la que se escuchaba el pseudónimo del verdadero beatmaker en la intro del tema. El pseudónimo del productor suele escucharse en instrumentales de producción de leasing beats o free type beats, pertenecientes a grandes canales de Youtube a los que están suscritas cientos de miles de personas que pagan por su música, servicio que se realiza de una forma posiblemente cuestionable en cuanto a condiciones, pero legal a fin de cuentas.

Me parece de una tremenda osadía tomar trabajos de tanta difusión -y además apareciendo el pseudónimo del productor en ellos- para venderlos como producciones originales. Y esto no solo pasa en España, también sucede en otros países, en concreto uno de los artistas que me lo comentó vive al otro lado del charco. Y es que la picaresca no es endémica de España, sino de la propia música.

2. Reventa no consensuada

Pero no es esta la única práctica fraudulenta que se ve en la producción musical. También hay otras como la reventa sin consentimiento. Hay personas que pagan a productores por su música simulando que son clientes que requieren sus servicios. Una vez compradas las instrumentales las utilizan para hacer reventa de sus temas sin que ellos lo sepan; compran un beat a un determinado costo y lo revenden inflándolo para llevarse un porcentaje de cada venta.

Aquí conviene aclarar que una cosa es contactar con un ghost producer para que haga una instrumental explicándole antes que tratarás de revenderla o incluso enviarla a una discográfica (yo mismo he funcionado como ghost producer alguna vez) y otra muy distinta es convertir la reventa en algo ilegal por omisión. Lo que está claro es que aquí no se salva nadie!

Mezcla-master

1. Falsas mezclas/ mezclas pobres o intencionadamente mediocres

Algunos de los artistas con los que trabajo deciden solicitar la mezcla a otro ingeniero de sonido porque su precio es más barato, o bien porque al grabar la voz en su estudio -algunos beatmakers no grabamos voz- realizan también la mezcla en el estudio. El caso es que en algunas ocasiones me ha sucedido que cuando el artista me devuelve el master para que lo escuche me doy cuenta de que está todo sin trabajar, prácticamente en crudo. Este/a artista ha pagado entonces por un trabajo que no se ha realizado.

2. Regalitos flowerpower

En otras ocasiones el/la artista me comenta que junto con la grabación le regalan la mezcla en el estudio. Cuando acaban el trabajo y me envían el master compruebo que ¡no hay ningún master! Incluso suena peor que una premezcla rápida, como realizado de cualquier manera; ni si quiera han procesado mínimamente la voz, con lo que da la sensación de que se trata de una grabación vocal hecha con la grabadora de un smartphone.

Rezos

Es por esto que, entendiendo que algunos artistas quieran llevar mis instrumentales a otros estudios, siempre les pido que me pasen el portfolio de cada profesional para saber si es de fiar, porque prefiero asesorarlos en lugar de que les tomen el pelo. Además a mí tampoco me hace ningún bien que mis trabajos se procesen de mala manera, porque cuando un trabajo está mal mezclado no merece la pena exponerlo en mis RRSS o en mi página web, con lo que pierdo una parte del rédito de tantas horas de esfuerzo.

Por todo lo comentado pienso que el dinero que pierden muchos artistas en estafas y malas praxis lo perdemos en forma de oportunidades los profesionales que realmente hacemos un trabajo correcto y meticuloso con herramientas de altísima calidad. Por pagar menos dinero a un ingeniero que ofrece “calidad-precio milagro”, de alguna manera hay profesionales que no crecen debido a precios fijados por calidad y tiempo de trabajo. Pero a fin de cuentas el mercado de los estudios de grabación es una jungla, y en toda jungla hay animales carroñeros.

En fin, espero que este blog te ayude a extremar precauciones al elegir un profesional con el que trabajar tus ideas musicales y el procesado de sonido final. Te dejo otros de temática similar por aquí abajo. ¡Nos leemos la semana que viene!

Mi método de trabajo

_______________ Mi objetivo es… Dar vida a tu música para que adquiera un sonido profesional y emocione! [...]

Leer más...

Mezcla: ¿debe hacerla tu productor?

¿Qué es la mezcla, y por qué es tan importante para la calidad de tu música? ¿Es mejor que la haga el productor musical o un tercero? [...]

Leer más...

Artistas que se fueron a la mierda y con razón

En este blog os propongo cuatro ejemplos de cantantes y artistas que fracasaron o simplemente fueron olvidados y desaparecieron del panorama (¿o no?). Hoy no voy a dar rodeos: ¡vamos a ello! [...]

Leer más...

Qué carrera escoger para ser compositor y/o productor musical

Hablamos de las distintas academias que hay en toda España donde estudiar composición musical, producción, software, mezcla y mastering. [...]

Leer más...

Los reggaetoneros conocen a Einstein mejor que tú

La increíble física cuántica que se esconde tras las percusiones de la música urbana. [...]

Leer más...

Equipo para principiantes de la producción musical

Te recomiendo materiales de producción musical con muy buena relación calidad/ precio para principiantes en la materia. [...]

Leer más...