Cómo tener ganas de trabajar siendo productor musical: algunos tips

¿El qué?

Este que os traigo hoy es un blog enfocado principalmente a productores (no tanto a letristas o escritores de canciones completas, sino más al lado músical de la creación de bases e instrumentales) que a veces sienten que su música no va a estar a la altura de las exigencias de sus clientes, pero que en el momento en que tienen este pensamiento están en mitad de un proyecto musical que tienen que entregar relativamente pronto o tienen que ponerse a trabajar porque se les acumulan los encargos (aunque no están motivados para esta labor tan dura).

¿Por qué/ cómo?

Y esque esto de la producción musical frecuentemente es así. A veces no hay ganas de crear, intentas hacer una base sencilla y no logras que salga nada coherente, notas que no estas inspirado, nos pasa a todos alguna vez. Pero como ya comentaba en el blog de Mi método para producir música en la producción musical y en la composición no es todo inspiración, y es que una buena parte del curro es sistema. Por poner un ejemplo, si te piden una balada no puedes estar esperando a que te venga la inspiración divina y te salga una balada de caerse de espaldas: en primer lugar hay que conocer la balada, su estructura, sus excentricidades, su personalidad, su armonía, su estructura, sus estribillos, todo.

Y con esa información, normalmente basada en baladas que han triunfado durante la historia del género, lo lógico es que seas capaz de plantear la balada como un lienzo sobre una partitura sin tener ni si quiera que probar los acordes al piano: deberías sentarte y escribir los grados tonales de la canción, la estructura y demás aspectos a tener en cuenta. A veces la composición es más de cabeza que de corazón. Si a mí me encargan un tema de heavy metal pidiéndome que transmita agresividad y rabia, yo no puedo quedarme pensando en cosas que odie para cabrearme o esperar estar enfadado para poder transmitirlo: hay que pensar en cómo mostrarlo al cliente y al auditor, es decir: distorsión, volumen, golpes fuertes en la percusión, graves saturados, etc.

La producción tiene mucho de corazón, pero (al menos en mi experiencia) muchísimo más de disciplina y sistema. Si quieres ser un gran productor no tienes que ser un romántico que no se entienda con el mundo: sencillamente tienes que saber adaptarte a los lenguajes y la expresión de cada género y transmitirlos como tal. Lo romántico sirve para ser un gran compositor en ciertos géneros, pero no para cuanto tienes que ganarte el jornal.

Trucos de gurú sectario

Un truquito que podría daros es lo que llamo la «rampa motivacional». Hay veces que la producción de determinados temas se nos atasca y la vamos posponiendo en el calendario (cosa que no deberíamos hacer porque muchos clientes suelen pedir calidad y hasta cierto punto rapidez). Al menos en mi caso, esto sucede porque tengo mil cosas que hacer, pero son mil cosas pequeñitas y la única cosa importante o grande que tengo que hacer es el encargo musical en sí: por lo tanto, lo que suelo hacer es ir haciendo cosas pequeñitas (a ser posible todas) para quitarme el agobio de tener estas mil cosas por hacer, y entonces, aprovechando la motivación de haber hecho todo lo que tenía que hacer, la cabeza está más descongestionada y suele funcionar empezar a producir la música justo en ese momento del éxtasis del deber cumplido.

Sé que suena a una tontería pero así es como me siento a trabajar cada día. Si tengo que hacer cosas tan sencillas como mirar el buzón, hacer un pago en el banco e ir a hacer la compra normalmente lo hago siempre antes de ponerme a plantear un tema. Cuando ya tienes todo el día vacío en el calendario (salvo por el encargo que tienes que atender, obviamente), es el mejor momento para plantear racionalmente un tema y después crearlo paso a paso.

Otra cosa fundamental para mí es la inspiración.

Normalmente, inspirarse no debería ser una cosa forzada, pero en el caso de alguien que tiene que crear constantemente hay que alimentar esa creatividad constantemente, y por lo tanto es menester inspirarse auto-obligándose un poco a uno mismo. 

A ser posible todos deberíamos escuchar todos los días nueva música de esa que te pide ponerte una canción en bucle porque te hace vibrar. Ese tipo de música inspira mucho, si encontramos la forma de escuchar cada semana nuevos temas de distintos géneros y que nos haga vibrar, tendremos un manantial de inspiración en el alma.

Un buen truco es escuchar música del género que tienes que tratar. Este es uno de los pasos más difíciles porque buscar música que te haga vibrar sería un empleo de por sí, y se supone que este paso solamente debería servir para llevar a cabo tu verdadero trabajo. La forma en la que intento acercarme a esta inspiración diaria es suscribirme a muchos artistas que me inspiran, y cada día dedicar un rato a escuchar las canciones que van subiendo a las plataformas de streaming.

De esa forma muchas veces obtengo resultados muy buenos: escucho mucha música moderna y me la descargo para poder oírla mientras voy a cualquier sitio, y así voy generando esa inspiración que luego me hace crear  (y no solo crear, sino crear en concordancia con una estética musical inserta en un mercado muy industrializado que evoluciona y crea en masa día a día).

Tambien es importante focalizarse en varios géneros, especialmente en los géneros mainstream, que son los que dan dinero al final: el trap y el reggaetón pueden gustarte o no gustarte en absoluto, pero te darán dinero constantemente; el heavy metal o el jazz rara vez te aportarán ingresos para vivir, especialmente cuando los trabajas a nivel electrónico como hago yo, que he compuesto discos enteros de jazz con un sintetizador y una caja de ritmos, lo cual implica dedicar toda tu energía a hacer que cada mínimo detalle sea lo más similar posible a una interpretación de jazz (tocando el bajo al estilo del bajo y la guitarra al estilo de guitarra jazz, todo esto con un sintetizador que no tiene mas que teclas y botones por todas partes).

Si en cierto momento te interesa producir música pop tendrás que escuchar pop, y si es posible escuchar muchos grupos que puedan aportarte cosas o inspirarte, y si realmente te gusta el pop y lo escuchas constantemente mejor, porque así ya tienes un cierto nivel de motivación asegurado, y contando con ello los temas siempre salen mucho mejor.

Por otro lado hay que entender que los distintos géneros tienen distintos formatos:

Una balada pop anglosajona la podrás escuchar en Kiss FM a cualquier hora, pero a un grupo indie muy bueno tal vez no lo encuentres siempre en la radio, porque a veces permanecen fuera de los medios radiofónicos, ya que el discurso de su música es alternativo y lo llevan a todos los extremos, por tanto los podrás escuchar únicamente en streaming (Spotify, youtube, incluso si son demasiado underground en soundcloud ;P).

Si por ejemplo te gusta la música club tipo techno o house (o necesitas producirla para un DJ que pincha en Ibiza todos los jueves a partir de las 2am), tendrás que ir a discotecas en las que pongan techno o house, o también escucharlo en streaming, pero sin duda lo mejor para aprender es escucharlas en mono en una discoteca real, y sentir como son los graves y el efecto que te causan al escucharlos y sentirlos en el estómago en la propia discoteca.

Con ello y con un buen home studio con una referencia plana, podrás conseguir un efecto parecido y de esa manera saber que tu música sonará bien también en la discoteca ibicenca donde pincha tu cliente. Si te gusta el reggae o has de producirlo para un grupo muy purista que quiere un rollo muy clásico cercano al rude boy, tendrás que descargarte la discografía completa de Bob Marley and the Waylers, porque fueron pioneros en el género. Y así con todo.

Large modern show sound controller with microphone on it – close up photo

Estar al día en grupos actuales en general también es importante

Porque muchos de ellos guardan características en común, por ejemplo: aunque Ariana Grande y Bad Bunny no tengan nada que ver, hay temas de ambos que tienen muchos elementos en común, porque ambos son figuras muy destacadas de la música popular urbana actual, y muchas veces algunos elementos se entremezclan porque funcionan bien y la industria controla todas esas variables.

Os muestro un caso concreto: el tema Thank you next de Grande y Cual es tu plan de Bunny comparten la batería electrónica hecha con cajas de ritmos, y también el sonido de piano eléctrico / sintetizador que sostiene la armonía del tema, que tiene un timbre muy similar, casi atmosférico o de colchón para llenar mucho el sonido general, y no solo eso, las armonías que se empean en ambos temas son modernas, en lenguaje jazz y con movimientos armónicos similares. Sin embargo, nadie asociaría (en principio) a Bad Bunny con el r&B ni a Ariana Grande con el trap (en este último caso salvando el tema de 7 rings, que obviamente está dentro del género).

Espero que os haya gustado este blog, os dejo algunos blogs similares, ¡nos leemos la semana que viene!

Mi método de trabajo

_______________ Mi objetivo es… Dar vida a tu música para que adquiera un sonido profesional y emocione! [...]

Leer más...

Equipo para principiantes de la producción musical

Te recomiendo materiales de producción musical con muy buena relación calidad/ precio para principiantes en la materia. [...]

Leer más...

Qué carrera escoger para ser compositor y/o productor musical

Hablamos de las distintas academias que hay en toda España donde estudiar composición musical, producción, software, mezcla y mastering. [...]

Leer más...