Crónica de un plagio anunciado: dos eras unidas por una curiosa anécdota

Como ya imaginarás en la música urbana se han dado muchos casos de plagios descarados que han acabado en juicios: algunos de los más sonados han sido el Ai si eu ti pego de Michel Teló, o el Daddy Yankee dominicano

Pero también hay ocasiones en las que un trabajo no llega a ser plagio de otro, aunque se puede llegar a apreciarse fácilmente que está basado en él. Ahora quiero que escuches atentamente estos tres trabajos, que son el tema del que vamos a hablar hoy (Your song de Elton John, I’m the man de Aloe Blacc y High hopes de Panic! At the disco). Solo te diré una cosa: vas a alucinar con la forma en la que la historia moldea la conciencia global como si fuera una jarra de cerámica:

¿Te has fijado en los parecidos entre los 3? El segundo tema se parece al primero en el comienzo de la melodía del estribillo y en la expresión “puedes contarle a todo el mundo”. Ambas tratan de transmitir un mensaje. La tercera se parece mucho a la segunda en producción, edición de sonido, armonía y mensaje. Pero, ¿es esto casual?

Si, claro, puede ser casual, pero todos los productores y cantantes necesitan un referente como inspiración para cada tema, de manera que es mucho más probable que en 2014 Aloe Blacc se inspirara en Elton John, y después Panic! At the disco en 2018 se inspirara en Blacc, como un efecto en cadena.

Los estilos de Jon y Blacc son tan similares como los de Panic y Blacc, pero los parecidos están en distintos elementos:

Normalmente Blacc tiene una música profunda, pesada y muy sencilla en cuanto a elementos; en eso es similar al estilo desenfadado de rock profundo que maneja Elton John. Pero este tema en concreto (I’m the man) tiene u aire triunfal que convierte a todo el single en un tema ligeramente distinto a otros trabajos del artista.

Panic! At the disco, con un toque más moderno y movidito en la mayoría de sus temas, escoge para este un estilo triunfal, teniendo ambos la sección de trompetas como metáfora de la resistencia militar aplicada al esfuerzo en la superación personal (si resistes, el triunfo está servido). Por tanto estaríamos ante una especie de concatenación de influencias musicales.

Fijémonos ahora en las letras: Elton John escribió en la suya “puedes decirle a cualquiera que esta es tu canción”. Leyendo la lírica de Aloe Blacc podemos intuir que al escucharla casi creyó que ese mensaje había sido dedicado a él, porque se tomó ciertas libertades a la hora de “dejarse influir” por él. En este caso la letra del estribillo dice (con una melodía prácticamente idéntica en la primera parte de la frase) “Puedes contárselo a todo el mundo: soy  el mejor, soy el mejor soy el mejor”.

Posteriormente, High hopes copia la armonía y el aire de superación personal y ego de I’m the man, y ello se hace notar en frases como “En alguna parte escuché, que la vida es una prueba/ he pasado por lo peor, pero todavía sigo dando lo mejor de mí”. En High hopes dice algo muy similar sobre la miseria y el posterior éxito: “Nunca tuve ni un centavo, pero tenía una visión. Siempre tuve un sentimiento de que iba a ser ese uno entre un millón”.

¿Te has fijado en la forma en la que afecta el cambio de momento histórico en las influencias entre distintos artistas? Your song fue compuesta en el año 70; se trata de una humilde letra de amor en la que el compositor dice a su amada que es especial y que esa canción es para ella porque es única. Las otras dos canciones, I’m the man y High hopes son respectivamente de 2014 y 2018. Podemos comprobar como casi cinco décadas después la temática general cambia desde “eres única” a “soy el mejor”.

Ahí es donde realmente se ve el cambio de conciencia social al desnudo: estas frases representan las creencias actuales del hombre, basadas en ego y el éxito profesional junto con la tan acusada elección de la soltería (yo soy el centro de mi vida) cada vez es más frecuente hoy. En los 70 había una enorme exaltación de los valores del amor, la familia, el matrimonio y el cuidado de la descendencia; estas cuestiones eran aspiraciones vitales en la época post baby boom, cuando la gente aún se casaba y creía en ideales “clásicos”.

Aloe Blacc Singer Image via Harry Wilton

Es un cambio en el concepto del éxito: antes, un hombre exitoso era el que podía crear una familia y abastecerla. En la letra Elton John se muestra como un hombre humilde que no tiene mucho dinero (pero si lo tuviera compraría una casa para ella). Está explicando el sentido de éxito que se tenía en su época.

No tengo mucho dinero, pero chico, si lo tuviera, compraría una casa grande en la que los dos pudiéramos vivir.

Si fuera un escultor, pero otra vez, no lo soy,

o un hombre que hace pociones en un espectáculo ambulante.

Sé que no es mucho, pero es lo mejor que puedo hacer,

mi regalo es mi canción, y esta es para ti.

En High hopes también aparece la idea de dejar un legado, pero se enfoca desde la visión de la obra del gran artista que debe dejar algo al mundo para siempre. Increíble, ¿verdad? Pero ojo, lo que nunca cambia es la romantización de los cánones.En el fondo hoy seguimos idealizando nuestro pensamiento sobre el progreso vital: la diferencia es que ya no se romantiza la idea de la creación de una familia, sino la de dejar un algo especial al mundo que haga que tu huella nunca desaparezca, para que de alguna manera seas inmortal.

Si Elton john tenía ideales realistas y humildes, en High hopes leemos “we wanted everything, wanted everything” (no hay más que decir). Y es que el slogan de nuestro tiempo es el del legendario anuncio de Nike: imposible is nothing, una de esas frases motivacionales modernas para los eternos inconformistas de nuestra era.

Y es que mi blog Corazones de litio: la conexión artista-público mediante la banalidad se sigue amortizando a cada segundo que pasa.

En fin, ese ha sido el sermón de hoy. ¡Nos leemos la semana que viene!

El poder de la narratividad en la música urbana: 3 casos

La narratividad en la música urbana es apasionante y está llena de significados interesantísimos. [...]

Leer más...

¿Por qué Charlie nunca ganó premios por sus jingles publicitarios?

Charlie Harper nunca triunfó con su música. ¿Qué fallos cometió? Aquí te explico! [...]

Leer más...

Artistas que se fueron a la mierda y con razón

En este blog os propongo cuatro ejemplos de cantantes y artistas que fracasaron o simplemente fueron olvidados y desaparecieron del panorama (¿o no?). Hoy no voy a dar rodeos: ¡vamos a ello! [...]

Leer más...

El fracaso comercial del dubstep

Hacemos un repaso por la historia del dubstep y las causas de su hundimiento. [...]

Leer más...

La Que Se Avecina y el sainete lírico

La conocida serie española La Que Se Avecina tiene cientos de años, y sus orígenes se remontan a tiempos del género chico. Te lo explico! [...]

Leer más...