Fiverr: vender tu arte como freelance. Pros y contras de la plataforma

¿Estás pensando en empezar una carrera como freelance? ¿Ya lo eres y no consigues un nivel de ingresos decente? Casi siempre, la de freelance es una carrera de fondo que conlleva muchos ratitos de tedio. No sé si lo sabías, pero hay muchas páginas web para freelancers hoy en día, todas plenamente consagradas. Cada una de estas páginas está especializada en un sector: Fiverr es una de ellas, y tiene mucho comercio de productos y servicios relacionados con el arte. Pues bien, en este blog quería presentarte de una forma totalmente sincera y bastante cruda mi visión sobre Fiverr como vendedor que soy en la plataforma.

Por lo general, Fiverr es una página interesantísima y con unas prestaciones muy buenas tanto para vendedores como para compradores. También es cierto que, teniendo ya más de siete años de vida, podemos encontrar en ella algunos fallos bastante graves. Así que voy a analizar los pros y los contras de Fiverr para que valores la posibilidad de vender en ella:

PROS

-Es una de las comunidades más activas para vender tus productos como freelance, y más aun si eres artista. Esta bastante enfocado a artistas y no tanto a asesorías y demás, como sucede en otras webs.

-Formenta e incentiva la librecompetencia. Para poder empezar a vender debes empezar de cero e ir ganando presencia en la plataforma, luchando por el reconocimiento. Tras reunir una serie de condiciones (un número determinado de ventas, antigüedad en la plataforma, escasas cancelaciones y buenas puntuaciones) subes de nivel y puedes elevar los precios, ser más versátil y ofrecer productos variados. Incluso puedes llegar a recibir insignias o premios temporales para poder vender de forma más flexible (estando también mucho más visible que otros vendedores).

-Es bastante transparente con las analíticas. Si sigues las buenas prácticas (que ellos mismos te facilitan) obtienes impresiones y clicks, y eso puede llevar a ventas. Además puedes estudiar muy bien tus propios gigs y saber qué hacer para que todos funcionen como los que más impresiones y clicks generan. También puedes estudiar muy fácilmente a la competencia, aunque en este caso no puedes obtener muchos datos (no dispones de sus analíticas). Lo que sí puedes ver son sus imágenes, textos o las posibilidades de servicio que mejor les funcionan viendo el posicionamiento de sus anuncios.

-Puedes aplicar a ofertas de compradores y también hacer tus ofertas para que se decidan por tu servicio, lo que hace a Fiverr más versátil que otros sitios web para freelancers.

-La interfaz de la plataforma es muy sencilla, comprensible y muy agradable estéticamente.

CONTRAS

-Fiverr se queda con un 20% de tus ganancias. Por si fuera poco comenzar vendiendo con precios precarios (se recomienda comenzar con precios de 5$), lo poco que ganes se quedará en el 80% de lo que era. Ahora bien, también hay que señalar que esto pasa igualmente en otras plataformas de freelancers.

-Una vez creas tu nombre en la plataforma no lo puedes cambiar de ninguna forma. Si cambias de idea respecto a tu seudónimo como artista (lo cual es muy típico especialmente cuando estás comenzando a vender arte) debes crearte otra cuenta y volver a empezar.

-Tiene numerosos bugs que son complicados de resolver. Los tests de skills (que ayudan a tu posicionamiento seo) pueden no aparecer en el perfil una vez hechos, o aparecer en la web y no en la app… también es posible que cambies tu biografía y no logres que esos cambios aparezcan en tu perfil… entre otras cosas que he podido comprobar.

-Está un poco limitado cuando empiezas. Solo puedes anunciar 7 tipos diferentes de productos.

-Empezar desde lo más bajo puede estar bien, pero cobrar 5$ por trabajos que pueden llevarte muchas horas es un abuso tremendo. Y sobre todo: esto hace que, si eres un trabajador freelance consagrado (como es mi caso) te cueste mucho empezar, acostumbrado a recibir encargos mucho mejor pagados; de hecho tendrás que compatibilizar los de tu clientela ya formada con los de la nueva que vayas generando allí. Por suerte esto solo dura 10 trabajos y después pasas al nivel 2 (si has llegado a generar 400$ con 10 trabajos, claro), mejor posicionado en los anuncios y pudiendo elevar precios.

-Pero ojo, porque el nivel 2 también tiene cosas malas. Igualmente cuando supuestamente tienes la posibilidad de elevar tus precios, lo lógico es que no lo hagas mucho: los servicios están un pelín constreñidos en opciones visibles para el comprador, por lo que no tienes muchas posibilidades diferentes a proponer en comparación con la competencia, asique hasta que no te hagas un buen nombre en la plataforma no puedes empezar a cobrar como dios manda.

-Según en que país te encuentres, los tipos de pago que sugiere la web pueden ser buenos o malos. Esto ocurre por el cambio de divisas: para países con un nivel de vida humilde como algunas naciones de LATAM, los pagos no son tan precarios. Pero para una persona de la Europa del norte (o Estados Unidos, o Australia…) este handicap puede hacer imposible que el freelancer llegue a valorar tan si quiera la idea de abrirse un perfil.

-El servicio de atención personalizada es complicado de encontrar y el personal no es nada resolutivo.  Te contestan cada 2 o 3 horas y un máximo de 3 o 4 veces durante todo un día. A partir de las 6 de la tarde (en horario español, seguramente por una cuestión horaria del personal de la web) no te hablan más hasta el día siguiente. Siempre cierran los tickets de las consultas sin saber tu respuesta sobre si se ha solucionado el problema; también sin tener ningún garante de que su última recomendación sea la que vaya a funcionar en tu caso.

Conclusión

Como te comentaba al principio, Fiverr es una web muy interesante para vender en ella; de hecho yo continuaré estableciendo una parte de mis trabajos en la plataforma (que por cierto puedes consultar si quieres trabajar conmigo por un precio más asequible), pero hay muchas cosas a mejorar.

Espero que este blog te haya servido para decidirte por vender a través de una página como Fiverr; quién sabe, a lo mejor la opción que mejor se ciñe a tus intereses es Instagram, una web propia, Youtube… en cualquier caso te deseo suerte con tu proyecto.

Eso es todo por hoy, te dejo algunos blogs relacionados, ¡nos leemos la semana que viene! Un abrazo!

Qué carrera escoger para ser compositor y/o productor musical

Hablamos de las distintas academias que hay en toda España donde estudiar composición musical, producción, software, mezcla y mastering. [...]

Leer más...

¡Yo también existo!

¡Hoy estreno la música con la que he creado un estilo personal! [...]

Leer más...

Cómo encontrar trabajo de compositor musical

Encontrar trabajo de compositor musical es una tarea complicada, pero no es imposible. Aquí te explico varios métodos para encontrar encargos musicales! [...]

Leer más...

La cloaca de los estudios de grabación: estafas y plagios

En engaño, la estafa y la reventa son la parte oscura de "algunos estudios de grabación". Es necesario informarse bien del portfolio de cada "profesional" antes de consumir su servicio musical. [...]

Leer más...

Mi método de trabajo

_______________ Mi objetivo es… Dar vida a tu música para que adquiera un sonido profesional y emocione! [...]

Leer más...