Me preocupa el estado de la musica urbana

Como pudiste leer en el blog Corazones de litio, las temáticas de la música urbana han virado a partir de mediados de los 2010s a aspectos como la superficialidad, la tecnología, el transhumanismo, la mafia, el dinero y el consumismo vacío. En ese blog estoy mucho más estricto racionalmente que aquí, y comento casi más como divulgador/ científico de la música la forma en que el arte refleja la demanda de la sociedad en cuanto a cánones, modos de vida e ideario colectivo en general.

Pero, moralmente, ¿está bien todo esto que está pasando?

Antes que nada explicar que no es un blog riguroso, por primera vez son meras opiniones e ideas derramadas aquí de cualquier manera, pero creo que pueden hacer pensar como mínimo.

Pero vamos al ajo: entonces, lo que reflejan las letras, videoclips, personajes, vestuario… ¿es bueno o malo? ¿está en crisis la música urbana? Creo que hay muchas cosas malas, o más bien raras. Y lo poco “bueno” que he sacado también entraría dentro de lo raro. De todas formas, vamos por partes:

Lo malo

1. Superficialidad

Hay varios temas que tratar aquí: sobre las temáticas de la música urbana actual, mi teoría es que las canciones realmente reflejan una expectativa fantasiosa de abundancia vacía que se corresponde con la sociedad actual, pero por encima de eso, cada vez más la musca refleja la vida del famoseo y los artistas de música urbana, excepto en algunos temas de trap que crean una fantasía de gangsters de barrio que están forrados por tráfico de drogas o negocios sucios.

Pero los ejemplos que vimos en el blog Corazones de litio parecen temas autobiográficos, y la gente común no compartimos esa vida llena de dinero y superficialidad realmente; sí acostumbramos a fingirla en las redes sociales, pero son solo fantasías, nuestra vida suele ser más humilde. Sin embargo empatizamos muy bien con la idea de superficialidad moderna (yo mismo me incluyo en ese saco y en cierto modo me preocupa).

Tyga con su coche de lujo

2. Abundancia y dinero

Personalmente, creo que no soy nadie para meterme en la vida de nadie y tampoco en su modo de vida; cada cual tiene derecho a vivir como quiere, pero… ¿es esa abundancia de dinero una forma de llenar vacíos sentimentales?

Hoy en día la soltería se entiende casi como una aspiración de prosperidad económica y laboral. Esta idea no la veo mal en absoluto, el problema es que no se incide en el éxito profesional sino en la abundancia vacía y el consumismo por consumir. Volvemos a lo mismo: ¿qué fue antes, el huevo o la gallina?

Actualmente mucha gente aspira al éxito profesional y a percibir grandes ingresos. La cuestión es: esa gente, ¿llega al éxito profesional y evade la idea de matrimonio y/o familia o recurre al consumismo vacío por carencias afectivas derivadas de no crear una familia o tener una pareja sentimental?

Y si, estoy siendo reduccionista: está claro que no toda la gente próspera a nivel económico gasta en Iphones o ropa de Gucci ni están solteros, pero el personaje tipo de las canciones refleja una filosofía que hoy en día mucha gente lleva a cabo, especialmente los artistas. Lo único que me chirría es el consumismo vacío y su posible relación con carencias afectivas que se derivan de los modelos de vida actuales.

Post Malone armado de joyas hasta los dientes

3. Música, mensaje y educación

Otra cuestión importante es si el arte educa. Para un niño que escucha trap, ¿es bueno asociar la codicia y el dinero por negocios sucios con algo factible o incluso positivo? ¿Son capaces de diferenciar la realidad de la ficción?

Este es un tema más complejo; personalmente creo que un niño no tiene la capacidad de entender del todo qué es lo bueno y qué lo malo; aún tiene por delante un proceso enorme de ordenar sus diversas realidades, pero es responsabilidad de sus tutores legales y más adelante de ellos mismos entender lo que está bien y mal en la vida.

Y, por otro lado, considero que la vida no te lo pone difícil para que entiendas que esas cosas no son el buen camino. Creo que sobreprotegemos a los niños cubriéndolos de una pompa de falsa seguridad que sí que puede perjudicaros emocionalmente en la adultez.

4. El exhibicionismo sexual: ¿bueno o malo?

Lo que veo mal del exhibicionismo sexual en los videoclips de la música urbana es que crea una cierta imagen de exceso, de gula, de excesiva intensidad donde no tiene por qué ser así.

¿Cosas buenas? No es que vea aspectos positivos aquí, simplemente lo veo lógico; veo que ayuda a comercializar un producto musical y es lógico que se utilice.

¿Crea una imagen sexualizada de cara al público y en especial a los niños? ¿anima a cosificar a la mujer? Francamente creo que no, y vuelvo al tema de los tutores legales y posteriormente la responsabilidad de cada persona. Un niño no puede dar nada por sentado porque aún tiene toda su cabeza por ordenar; la imagen sexualizada de una mujer no va a enquistarse en su cosmovisión del mundo, porque en la niñez todo está por definirse, por lo que es móvil y no estático.

De hecho considero mucho más peligrosa la adultez, porque ahí sí que hay pensamientos desubicados y sí pueden estar ya enquistados. Aprovecho para comentar que estos últimos aspectos los desarrollo de principio a fin en el blog Hipersexualización y cantantes.

Un dollar con la cara de Ariana Grande

Lo bueno

1. Filosofía del abandono

Una de las cosas que me gustan mucho de esta filosofía es la renuncia a uno mismo. No sé si será tal y como yo lo interpreto, pero en los artistas de la música urbana actual veo personas que hace tiempo se abandonaron a sí mismos, y no lo digo como algo triste, sino en el sentido de que mediante el abandono evitan el sufrimiento.

Todos los cantantes mundialmente famosos (especialmente los que comenzaron su carrera en una etapa temprana de su vida) han tenido una carrera llena de acoso y superficialidad, e imagino que sea muy duro emocionalmente.

Creo que en este sentido la mejor arma que han encontrado es desplazarse de sí mismos hacia su personaje para no sucumbir al ego. Y alardean y se exhiben en exceso, como mandando un mensaje de tipo “la vida no tiene sentido, olvidémonos del self-shame y de mil orgullos que acaban en delirios; exhibámonos como un mero pelele”.

C. Tangana llorando en la limo

Y más concretamente creo que a los traperos les da igual su imagen social. La mayoría parecen kinkis de barrio (en el sentido del prejuicio negativo). Sin embargo no todos lo son, y saben que lo parecen. De hecho saben que hay gente que podría definirlos con palabras mucho peores que el concepto que tenemos de kinki, pero les da absolutamente igual. Se han abandonado y han creado un personaje que vende. Aceptan la fama y la codicia reduciéndolas al absurdo.

¿Y por qué lo veo bien? Muy sencillo, creo que se trata de una especie de filosofía de deconstrucción personal forzosa en la que se involucran cuando construyen su personaje, y es posible que lo utilicen ([email protected], claro) como método para no quedar bloqueados mental y psicológicamente por todos los excesos de la fama.

En fin, eso es todo por hoy, espero que hayas disfrutado el blog. ¡Nos leemos la semana que viene!

¿Por qué el reggaetón ha suplantado al house?

La verdad tras la suplantación de la música house en las discotecas debido a la irrupción del reggaetón en el panorama pop. [...]

Leer más...

Artistas que se fueron a la mierda y con razón

En este blog os propongo cuatro ejemplos de cantantes y artistas que fracasaron o simplemente fueron olvidados y desaparecieron del panorama (¿o no?). Hoy no voy a dar rodeos: ¡vamos a ello! [...]

Leer más...

Subiendo a la reina a su trono: el legado de Beyoncé

En este blog explico por qué Beyoncé es una de las artistas más infravaloradas de la historia. [...]

Leer más...

Los traperos y su séquito: combatiendo el prejuicio con el ejemplo

En este blog destruyo algunos prejuicios en torno a los cantantes en la música urbana: prejuicios sobre su ego y su falso papel pasivo en las producciones. [...]

Leer más...

El poder de la narratividad en la música urbana: 3 casos

La narratividad en la música urbana es apasionante y está llena de significados interesantísimos. [...]

Leer más...